Compartir tu hogar con viajeros

Publicado en: Hablamos con | 0

encuentro blogger Airbnb

 

Hay muchas de manera de conocer otras culturas y lugares. Una de ellas es viajando a otros países. Otra es alojando a viajeros en tu casa.

Abrir las puertas de tu hogar a turistas puede ser una manera genial de interactuar con otras personas, enriquecerte con su cultura, desterrar falsas creencias, aprender idiomas…

Hay diferentes plataformas online que permiten esta conexión entre huéspedes y turista. Algunas reportan beneficios económicos y otras no. Airbnb es una de estas plataformas. A través de ella puedes poner en alquiler temporal habitaciones de tu casa (o un apartamento completo) con garantías y a cambio de beneficios económicos.

 

Anfitriona Airbnb

 

La experiencia personal de alquilar en Airbnb

Contxa usa esta plataforma desde hace años. Se quedó en paro y consideró la opción de convertirse en huésped de turistas como un negocio. Desde entonces esta es su forma de vida que le reporta grandes ventajas, no solo económicas.

“Sacrificas la intimidad, pero compensan en otras cosas” reconoce Contxa en el encuentro celebrado con bloggers y organizado por Airbnb y Madresfera al que asistí. “Si tienes niños pequeños les abres un mundo sin salir de casa”.

Ella hizo obras en su vivienda para separar la zona de su hogar de las dos habitaciones y el baño que alquila. “Al principio tenía dudas pero hay que perder el miedo”. Reconoce que no ha tenido nunca ningún problema, que a través de la plataforma Airbnb puede obtener información de las personas que le contactan para alquilar las habitaciones y que tiene el soporte siempre de la empresa.

Convertirse en anfitriona de turistas le ha regalado muchas cosas: el contacto con otras culturas que no había tenido, por ejemplo. Este es, además un proyecto común de familia. Su hija pequeña colabora con ella y es la encargada de recibir a los turistas cuando regresa del cole. “Llega corriendo preguntando si ha llegado alguno”.

Tener turistas en casa, además de enriquecer a los pequeños gracias al contacto con otras culturas, está permitiendo a la pequeña practica el inglés.

Esta experiencia, además les ha regalado amigos en todo el mundo. “Hay turistas que vuelven cada año a su casa y ya son como de la familia”.

 

Dejar un comentario